Seguimos….

Aún con mi papá internado en Guayaquil por su enfermedad terminal, tratando de ayudarlo en lo que se pueda, queriendo hacer más liviana su carga día a día. Me doy cuenta de que es muy triste está parte de la vida que nos tocó seguir, que es muy duro cuando a más de seguir se debe tratar de no perder las metas trazadas, que no  se nos pierdan los sueños por la pena que sentimos cada segundo a lado de nuestros familiares débiles y enfermos…. Todo queda allí. Porque todo lo bueno querido y soñado era con ellos, incluidos en el mar de sonrisas, en el lago de lágrimas que salían por la felicidad sentida por el simple hecho de habernos visto despertar mutuamente, jamás fueron excluidos de nuestras metas y planes de felicidad, de paseo, de aventura, de meditación….

Sin embargo vemos que por no estar bien de salud, todo se aplaza, todo entra en un letargo triste y vacío de sombras desconocidas por mi, todo pierde la alegría y el color con cual pintados cada sueño, cada evento que gustaría vivir repetidamente, todo pierde su valor emocional, lo que imaginabas que te haría reír, lágrimas te arrancará tan solo al recordar….

Este es uno de esos días en los que me he sentido a valorar todo lo que tratamos de hacer de la mejor manera para alivianar la cruz de mi padre, quizás yo no ayude en mucho como siempre he querido hacer, me queda el consuelo de siempre estar allí tratando de hacerlo, sin descansar, sin dejar de creer en Dios, en mi….

Dios los bendiga….

image

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s